Oiartzun - Castillos Nabarros

Se supone que los más antiguos resguardaban las bocaminas de posibles ladrones e incursiones armadas ya desde la época romana. Del interés e importancia que revistió aquella explotación medieval, quizás son un indicio muy elocuente, aparte otros, la disposición escalonada y los nombres de tres caseríos próximos a las bocaminas, cuyos nombres de Gaztelu goikoa, Gaztelu erdikoa y Gaztelu bekoa revelan que, posiblemente estaban para salvaguardia de un trabajo pacífico (a cubierto de sublevaciones) y de defensa contra incursiones adversas, castellanas o gasconas. Los castillos defendían también el resto de los habitantes y la soberanía del reino de Pamplona representada por el señor de Gipuzkoa y los tenientes de los castillos en nombre del rey por lo menos hasta la conquista armada castellana del año 1200. El más importante de los castillos de Oiartzun, el de Feloaga, situado en las peñas de Arkale y representado en el escudo del valle, cayó en poder castellano, junto con el de San Sebastián y Hondarribia (X. de Rada), ese año. Desde ese momento la salida al mar de los vascones se convertía en parte de Gipuzkoa y del reino de Castilla y en frontera entre tres Coronas, la castellana, la navarra y la anglo-aquitana. v. FELOAGA.

Fuente: http://www.euskomedia.org/aunamendi/99165/103377?q=castillo+de&partialfields=fondo%3Aau%25F1amendi&numreg=10&start=0

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License